Más holandés imposible!

Una semana navegando y pedaleando tranquilamente por la campiña y los pueblos holandeses, con paradas en las atracciones turísticas y museos más interesantes.

El día a bordo empieza temprano, con un abundante desayuno para coger fuerzas. Cada uno prepara entonces la bolsa del almuerzo que servirá para reponer las energías durante la etapa del día.

El barco entretanto habrá hecho su recorrido diario hasta llegar al puerto de destino. Si algún día no quiere ir en bicicleta, puede quedarse a bordo y disfrutar de la típica brisa holandesa desde la cubierta.

Los participantes son de nacionalidades y edades diversas, con una cosa en común: las ganas de pasar unas vacaciones activas formidables en compañía de la familia o los amigos. Durante el período de vacaciones escolares suelen ir familias con niños.

El cocinero de a bordo se encarga de preparar suculentas cenas, teniendo siempre en cuenta la procedencia de los participantes, a la hora de confeccionar los menús.

En definitiva, no se trata de un crucero de lujo, sino de un recorrido único, encantador, en un ambiente activo e informal, con un servicio de calidad.

La gente de Natural ha hecho la ruta del Sur. Además visitamos a nuestros proveedores todos los años para conocer las novedades y así poderles explicar de primera mano nuestras experiencias por si tienen alguna duda que no quede resuelta en el apartado FAQ de la web.

 

Keukenhof Zaanse Schans Ruta del Sud Brugge
Ruta de les Flores Ruta del Norte Ruta del Sur Ruta de los Países Bajos